Ingredientes Naturales



ACEITE DE ARGÁN: Aceite proveniente de Marruecos con 85% de ácidos grasos no saturados. Contiene vitamina F, E y gran cantidad de antioxidantes; ayuda a la regeneración del cabello y de la piel. El aceite de la fruta del árbol de argán marroquí es una mezcla única de ácidos grasos esenciales, fitoesteroles, polifenoles, escualeno, carotenoides naturales y antioxidantes. Contiene la mayor cantidad de vitamina E de todos los aceites naturales. Ralentiza el envejecimiento celular, eleva la elasticidad de la piel y optimiza su equilibrio hídrico. Gracias a su efecto anti-inflamatorio y analgésico, ayuda a curar las espinillas y la irritación. Recupera la estructura del cabello dañado y vuelve a flexibilizar los mechones.


MANTECA DE CACAO: Con su alto contenido de lípidos la manteca de cacao es el mejor hidratante natural. Protege la piel de los daños ambientales y ralentiza el envejecimiento celular. También es llamada como "La comida de los dioses", es un material graso obtenido durante los procesamientos de los granos de cacao. Debido a la gran cantidad de vitamina E y polifenoles que contiene, evita la aparición de los radicales libres, ralentizando así el envejecimiento de la piel. También es rica en ácidos grasos insaturados, vitaminas, proteínas, fósforo, potasio y manganeso. Asegura una hidratación duradera y acelera la cicatrización de las heridas, por lo que es altamente recomendable para el eczema y la psoriasis. Como un material base de cosméticos, ayuda a las otras sustancias absorberse profundamente en la piel. También se utiliza como lubricante o incluso después de tomar el sol; es bueno para el bronceado también.


ACEITE DE COCO: El 92% del aceite de coco es ácido graso saturado, que no sólo es bueno para el consumo, sino también es altamente nutritivo para la piel y para el tratamiento de sus infecciones. Gracias a su alto contenido de ácido láurico (43,2%), el aceite virgen exprimido del coco tiene un agradable aroma a coco. Contiene una gran cantidad de antioxidantes, de modo que regenera las células de la piel, suaviza la superficie de la piel sin dejarla grasosa y destruye los radicales libres los cuáles son los responsables de los procesos del envejecimiento. La unión de los ácidos grasos (ácido láurico y ácido caprílico) y los antioxidantes tienen efectos antibacterianos y antifúngicos. Ayuda a curar las infecciones porque no sólo acelera la regeneración de las células, sino que también forma una capa protectora sobre ellas.


CERA DE ABEJAS: Esta cera que se origina en los animales, además de sus atributos nutritivos, es un material natural que aumenta la consistencia de los cosméticos, con un ligero efecto emulsionante; de modo que es el ingrediente primario de las cremas, los ungüentos y los pintalábios. La cera de abejas es producida por las abejas con su glándula de cera, para construir panal. Sus ingredientes más importantes son los ácidos grasos libres, compuestos de alcohol sólido e hidrocarburos - es de color amarillo debido al caróteno que contiene el polen y los flavonoides de propóleos. Entre las sustancias utilizadas en el mundo de los cosméticos naturales, la cera de abejas es la más rica en compuestos conservantes. Su efecto no se reducirá con el paso del tiempo. Hace la piel más suave, más apretada, y más tranquila, es regenerador de células, anti-inflamatorio y anti-alérgeno. También protege contra la radiación Ultra Violeta.


STEVIA: Un extracto vegetal también se puede usar como edulcorante natural, pero también ayuda en la lucha contra las infecciones bacterianas y las enfermedades inflamatorias de la piel. Los indios que viven en América del Sur descubrieron hace siglos, que las hojas de esta planta original de Paraguay son 30 veces más dulces que el azúcar (su extracto es 300 veces más dulce), es un edulcorante natural. Lo que es más, tiene un efecto antibacteriano, bueno para las enfermedades inflamatorias de la piel. Lucha contra el envejecimiento prematuro de la piel. Su contenido mineral es bastante alto, por lo que también puede ser utilizado en el cuidado dental. Cuando cae sobre pequeñas heridas, el dolor desaparece y la herida cicatriza más rápido.


VITAMINA E: Esta vitamina liposoluble tiene un alto contenido de antioxidantes, y su objetivo más importante es preservar la piel y los cosméticos. La vitamina E (a.k.a tocoferol) es algo que el organismo humano utiliza para la prevención del envejecimiento. Muy eficaz contra los radicales libres que conduce al envejecimiento de la piel. Protege especialmente las membranas celulares. Es oxidante, por lo tanto los radicales libres más bien reaccionan con ellos que con las células de nuestro cuerpo. El mismo mecanismo se utiliza mientras se conservan los cosméticos, por lo que se utiliza como un conservante natural.


AGUA: Agua biológicamente limpia y aséptica. El agua, liberada de los iones, se produce por destilación, - el agua destilada se obtiene a través de la condensación del vapor del agua hirviendo - que contiene escasa cantidad de minerales. Opuesto al agua potable, no contiene ninguna contaminación química o biológica y es aséptico. Gracias a esto, los cosméticos quedan claros también.


ACEITE DE LAVANDA: Uno de los aceites esenciales más utilizados, calmantes, antiinflamatorios e impulsivos en cuanto a la circulación sanguínea. El aceite de flores de lavanda es uno de los únicos que se pueden poner en la piel sin ninguna dilución. Es muy eficaz contra las picaduras, y las quemaduras. Sus agentes preciosos son: taninos, glucósidos y saponinas, aceites esenciales (alcanfor) y flavonoides. Muy significativo en curar problemas psíquicos como estrés, cansancio, insomnio y ansiedad. Omite el dolor de cabeza, reduce dolores musculares y artritis. La lavanda es excelente para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles.


ACEITE DE ÁRBOL DE TÉ: Se puede poner directamente sobre la piel, es un aceite esencial desinfectante, se uso con éxito contra la inflamación, manchas de la piel y la caspa. Obtenido de las hojas del árbol de té con destilación de vapor; es la cura ilustre para las infecciones por lo tanto es fungicida, antibacteriano, antiviral y anti-inflamatorio, fortalece el sistema inmunológico. Su característica médica se debe a un compuesto químico llamado terpentin-4-olt. Eficaz al combatir diferentes infecciones (granos, acné, y hongos). Promueve el crecimiento del cabello, nutre los bulbos del cabello, excelente contra la caspa y el cuero cabelludo seco también. Puede ser ligeramente entumecedor, es decir, analgésico.


ACEITE DE JOJOBA: Este aceite es capaz de solucionar el problema de la piel seca y grasa al mismo tiempo, por lo que es rico en vitamina A,E y F; normaliza la producción del sebo y crea una capa protectora sobre la piel. El aceite de semilla de la fruta llamada jojoba es bastante similar en consistencia a la grasa producida por la piel humana, por lo que se utiliza a menudo para nutrir la piel seca. Pero también es excelente en caso de producción excesiva de sebo, por lo que normaliza este proceso. Protege la capa de ácido natural de la piel y las ceramidas que cubren las células de la piel, regulando así su hidratación. Según su efecto antiinflamatorio y antibacteriano es eficaz contra las manchas, pero también sirve para disminuir las arrugas y el celulitis. Calma la piel irritada y detiene la propagación de las bacterias por lo cuál puede ser utilizado para tratar el eczema y la psoriasis también.



ACEITE DE ALMENDRAS DULCES: Muy popular como un aceite base en el mundo de los cosméticos, pero puede aplicarse de forma independiente para el cuidado de la mayoría de los tipos de pieles, para los bebés y la piel de los niños pequeños también. Se obtiene del almendro rosáceo. Gracias a sus dos ingredientes ácidos grasos más importantes, el ácido linólico y el ácido oleírico, tiene un papel importante en la protección de la piel y en la eliminación de la sequedad de la piel. Reduce los picores y las inflamaciones; calma y suaviza la piel, por lo que es particularmente bueno para el eczema. También es bueno para superficies secas y rugosas. Se combina bien con aceites esenciales, contiene una gran cantidad de proteínas. Crea una capa protectora sobre la superficie de la piel, gracias a su contenido de los ácidos grasos no saturados, protegiendo así el recubrimiento de hidróxido de lípidos de nuesta piel contra los impactos externos, tales como el viento y el frío. Su contenido de vitamina E, retiene los metales pesados que se pueden encontrar en el aire.


ACEITE DE MANDARINAS: Este aceite con olor picante es calmante y antimicrobiano, por lo que se utiliza para mejorar el bienestar, y curar problemas de la piel. Este aceite esencial se exprime de la piel de la mandarina. El árbol de la mandarina es proveniente del este de Asia. Su principal ingrediente es el limoneno (70,80%) y el metil-angranilic-ácido metil éster que es responsable de su aroma. Es uno de los aceites esenciales más vigorosos para aliviar la ansiedad, y gracias al limoneno, tiene un fuerte efecto antimicrobiano. Se utiliza como aroma y anti-olor en los cosméticos y en la industria del perfume.


ACEITE DE SEMILLA DE UVAS: Uno de los aceites más preciosos. Excelente aceite base para tanto para la piel normal como para la grasa. Tiene una alta capacidad de matar los radicales libres y por eso ralentiza el envejecimiento de la piel y aumenta su elasticidad. El aceite de uva prensado en frío tiene un nivel excepcionalmente alto en antioxidantes, bioflavonoides, ácidos grasos insaturados, ácido linólico (que contiene Vitamina F), y una gran cantidad de vitamina E. Previene el envejecimiento prematuro de la piel, es capaz de regenerar las células de colágeno y mejora el estado de la piel flácida. Excelente para la piel seca y madura. Al ser absorbido inmediatamente por la piel no deja ninguna capa grasienta sobre ella. Modera la producción del sebo.


ACEITE DE PALMA ROSA: Hidrata la piel seca, contrae la piel grasa, desinfecta e impulsa la división celular, de modo que podemos incluso tratar heridas viejas con él. La hierba limón es una planta graminácea de la India. Su aceite esencial consiste en geranio, acetato de geranilo, y linalol. Es fungicida y antibacteriano, desinfecta las espinillas, el eczema y los hongos en la piel. Impulsa la división celular para que pueda ser útil en cremas analépticas y regeneradoras. Es apto para todos los tipos de piel, optimiza la producción de sebo, y tiene efecto rejuvenecedor. Si se usa persistentemente, hace que los lugares de viejas manchas desaparezcan. Impulsa la circulación linfática y aromatiza también.


CAYENA MOLIDA: Una especia que no sólo cura en el interior pero también en el exterior. Reanima la circulación de la sangre, desintoxica, anestesia y nutre. Proviene del polvo molido de una pimienta de los trópicos, extremadamente picante. Es picante debido a un alcaloide llamado capsaicina. Debido a la congestión causada por la cayena, hace que el metabolismo local se intensifique y es así cómo se filtra el desecho metabólico, y lleva oxígeno fresco y nutrientes a las células. Debido a su efecto desintoxicante se utiliza contra las celulitis. Es rico en vitamina C y A y contiene todo tipo de vitamina B. Ayuda a cicatrizar las heridas, reduce las cicatrices y detiene los dolores causados por la psoriasis o herpes, ya que anestesia el área lubricada.


VITAMINA A: Esta vitamina liposoluble ayuda a mejorar la vista al amanecer, pero también ayuda a mantener la piel saludable. La vitamina A (o retinol) hace que la piel esté compacta; por lo tanto reduce la descomposición del colágeno y acelera la formación del parénquima de invertebrados en las profundidades de la capa de piel. La falta de vitamina A también se puede ver en la piel; se seca, comienza a pelarse, romperse y la piel se espesa alrededor de los folículos pilosos. Cada vez más lociones nuevas para el cuerpo contienen vitamina A.


ALMIDÓN DE MAÍZ: Este polvo sedoso es conocido en la cocina sobre todo como espesante; pero también puede ser utilizado como un material de limpieza natural y también como un material base de cosméticos que tienen un efecto deshidratador. El almidón de maíz es un polímero de glucosa, un polvo blanco incoloro e inodoro. En la industria alimentaria se utiliza para la condensación y el enriquecimiento. Su versión cosméticamente limpia es para productos cosméticos a base de polvo, tales como la materia prima de polvos de talco, por lo tanto, ayuda a otros ingredientes a base de polvo que se integren. Es deshidratante, por lo que se recomienda para la piel grasa. Excelente higroscópico; por eso es también un componente importante de los desodorantes.


ACEITE DE RICINO: Conocido y muy utilizado por sus efectos de regeneración de las uñas, el cabello, las pestañas y las cejas; pero también es excelente para las infecciones de la piel y los problemas crónicos de la misma. La planta de ricino, también llamado como "la palma de Cristo" se puede encontrar en cualquier jardín; el aceite se obtiene por extrusión en frío de sus semillas. Contiene los siguientes ácidos grasos en forma de glicerinas: ácido ricinoelico, ácido oleico, ácido linólico, ácido palmítico y ácido esteárico. Excelente tratamiento de las quemaduras solares y espinillas, la piel seca y la celulitis. Previene la aparición de verrugas, infecciones fungiosas y picazón crónica. Ayuda a prevenir la aparición de las estrías en la piel durante el embarazo. Regenera y fortalece el pelo, las uñas, las pestañas y las cejas.



ACEITE DE NARANJA DULCE: Este aceite esencial mejora el bienestar y fertiliza, se utiliza para eliminar el estrés; en cosmética se utiliza contra la piel problemática, por ejemplo la piel arrugada, quemada o agrietada. El olor dulce de la naranja dulce se extrae de la piel de la fruta, del árbol de naranja dulce perenne, proveniente de China. Su principal agente es el limoneno en un 80-90%. Es un ingrediente característico de los aceites esenciales fundamentales que tienen un olor a limón. Equilibra la sequedad y la producción de la grasa de la piel. Mejora la circulación en la superficie corporal, por lo que es útil contra la celulitis. Aumenta la sudoración para impulsar una rápida desaparición de los desechos metabólicos. Calma la piel, es anti-inflamatorio, purificante y fertilizante - por eso es valioso en la industria cosmética.



ACEITE DE CALÉNDULA: El extracto de caléndula ha sido conocido durante décadas en la medicina popular; es una ayuda confiable en curar heridas, labios secos y agrietados e inflamaciones. La esencia de la flor de caléndula enriquecida con aceite de girasol contiene sabrosas tinturas de caroteno xantofilas y aceites esenciales, todos ellos tienen efectos antimicrobianos, con lo cuál es un potente anti-inflamatorio y regenerador. No sólo es útil en el cuidado diario de la piel, sino también en la inflamación aguda y el tratamiento de las heridas. El aceite de girasol es necesario para el extracto porque contiene los ácidos grasos esenciales indispensables (el ácido de lanolina, y el ácido alfa linoleico) que complementa los efectos de la caléndula - es adecuado para poner en la piel seca, herida y agrietada.


CÁSCARA DE ALMENDRA MOLIDA: La cáscara de la almendra molida es un exfoliante natural que limpia suavemente e intensamente la piel muy utilizada en los cosméticos. Frotando la superficie de la piel con ella hace desaparecer el epitelio muerto. Al mismo tiempo, aumenta la circulación sanguínea, por lo tanto acelera el metabolismo. Gracias a este efecto, los otros ingredientes pueden ser absorbidos más profundamente, y ser beneficiosos de una manera más intensa.


HUESO DE ACEITUNA MOLIDA: Es un exfoliante natural que limpia la piel de manera intensiva pero cuidadosa y la convierte a su vez sedosa. La capa de las semillas de la aceituna cuidadosamente molida se utiliza como un exfoliante de la piel en los cosméticos. Frotando la superficie de la piel con ella causa una eliminación mecánica de los epitelios muertos. Al mismo tiempo, intensifica la circulación sanguínea, y así acelera el metabolismo. Por lo tanto, los otros ingredientes pueden ser absorbidos más profundamente, por lo que se hacen beneficiarios de una manera más intensa. Su piel alcanzará un aspecto más fresco y atractivo.


MANTECA DE KARITÉ: Los principales beneficios de la manteca de karité para la piel son la hidratación de larga duración, la eliminación de las arrugas, y la disminución de la inflamación, debido al alto conteido de vitaminas y a su composición que es muy parecida a la capa protectora de la piel humana. La manteca de karité es una grasa vegetal medio dura con aroma azucarado, obtenida por extrusión en frío del fruto del árbol de kartié autóctono de África Central. La extrusión en frío hace que la mentase de katié mantenga su alto contenido de vitaminas A, E y F. Por lo tanto .protege y regenera la piel humana. Suaviza las arrugas, reduce las irritaciones de la piel, y las manchas. Modera los síntomas del eczema y la psoriasis, reduce la inflamación. Ayuda en la curación de heridas, epitaliza, incluso se puede utilizar como un protector solar suave


ACEITE DE SALVIA: Una de las hierbas más útiles que aparece en desodorantes debido a su efecto antitranspirante y curativo de heridas. En Hungría, sólo la salvia cultivada es medicinal, la salvaje no. Desde el aspecto cosmético, su característica más importante es que regula la transpiración. Seca las heridas y evita el sangramiento. Los efectos antimicóticos, antibacterianos y antivíricos de la salvia son probados mediante experimentos de laboratorio. Contiene potentes antioxidantes. También se conocen varios efectos de medicina interna de la planta, desde diabetes a problemas ginecológicos que ayuda en el tratamiento de muchas enfermedades.


ACEITE DE GÉRMEN DE TRIGO: Es una gran fuente de antioxidantes y fitoesteroles, que contiene muchos nutrientes concentrados que ayudan a la formación de nuevas células, nutren y protegen la piel. El aceite de germen de trigo es especial porque su composición es casi idéntica a la grasa humana. Por lo tanto se utiliza principalmente para el cuidado de la piel con deficiencia en grasa y madura, y mejora visiblemente el tono de la piel. Pero la piel con tendencia a los puntos negros también se beneficiará de su contenido de minerales, clorofila, y de la alta cantidad de vitamina E y de sus ácidos grasos insaturados. Puede ser utilizado también para el cuidado de las uñas, después de tomar el sol o como crema hidratante Además del efecto regenerativo es un anti-inflamatorio y antiséptico también.


BICARBONATO: Es una sustancia muy utilizada en la limpieza diaria de la casa, esteriliza y hace que los malos olores desaparezcan. El bicarbonato de sodio es una sal ligeramente alcalina, se disuelve bien en el agua. Al igual que sus beneficios en la limpieza, estas características se utilizan en la cosmética debido a estos efectos. Es esterilizante y fungicida si es puesto en contacto con materiales acidicos o alcalinos, tiende a neutralizar los valores de pH, también ralentiza los cambios de pH por lo que neutraliza los olores. Excelente para la exfolación de la piel. Completamente inofensivo para el medio ambiente.


ACEITE DE SEMILLA DE ALBARICOQUE: Es un aceite calmante y acondicionador para casi todo tipo de piel, especialmente para la piel seca propensa a la inflamación. Se obtiene de la semilla del albaricoque y tiene un aroma muy parecido al del mazapán. Contiene vitaminas A y C, rico en ácidos grasos no saturados, regenera la piel, y suaviza el parénquima de los invertebrados. Es un poderoso acondicionador y bueno para suavizar la piel. Calma la piel; ideal para la piel de los bebés y es eficiente para después del afeitado. Aumenta la vida de las células, y modera las varices. Su contenido en azufre es beneficioso, es más, sin suficiente azufre, el cabello y las uñas se dañan.


ACEITE DE MACADAMIA: Su contenido de ácidos grasos insaturados es mayor que el del aceite de oliva virgen extra, reduce el enrojecimiento y la inflamación además de sus efectos nutritivos. Se obtiene del fruto del árbol de macadamia que vive en Australia. Los componentes más importantes son el ácido oleico y el ácido palmitoleico, que juntos dan el 80% del aceite total obtenido de esta nuez. Ambos aceites se pueden encontrar en el sebo que protege nuestra piel. Suaviza, nutre y ralentiza el proceso del envejecimiento de la piel. Se recomienda su uso como desmaquillante para las pieles sensibles y para el cuidado de la piel de los bebés y mamás también. Anti-inflamatorio, modera el enrojecimiento de la piel por lo tanto, acelera la cicatrización de las heridas y reduce las estrías.


ACEITE DE NEEM: Es un aceite tropical, que se utiliza principalmente en los productos de cuidado personal e higiene, en productos para el cuidado del cabello y las manos por sus efectos antibacterianos y antiinflamatorios. El aceite de Neem se obtiene por prensado del fruto de un árbol tropical, parecido a las aceitunas. Su aroma es similar a las de las semillas de girasol tostadas. Es rico en ácidos grasos, vitamina E, y en aminoácidos esenciales. Debido a sus efectos antibacterianos y anti-inflamatorios, se puede aplicar sobre irritaciones, picaduras, heridas superficiales o contra el acné. Calma la piel seca y la picazón del cuero cabelludo, reduce la caspa, y fortalece el cabello. Con su uso contínuo se pueden eliminar los hongos en las uñas.


CANELA MOLIDA: Esta especia de sabor ligeramente picante es muy eficaz contra la celulitis, acné, espinillas y las irritaciones asociadas con prurito. Uno de sus principales mecanismos de acción es la congestión sanguínea mediante el cual otros valiosos ingredientes activos en los cosméticos pueden conseguir efectos más intensos. El aumento de la congestión sanguínea limpia nuestro organismo del material de desecho, y transporta oxígeno fresco y nutrientes a las células por lo que se mejora la oxigenación de la piel. Por lo tanto, la canela se utiliza a menudo contra la celulitis. Pero también es útil en el campo de la cosmetología, ya que nutre la piel seca. El acné, eczema o picazón del cuero cabelludo pueden ser tratados eficazmente con ella.

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información